El oso que no lo era

Edición lina: 2021

  •  Frank Tashlin
  •  Ed. Alfaguara
  •  1995
  •  Desde 8 años

  • Traducción Santiago Lodanos, tr.

Cuando llega la primavera y el oso despierta de su letargo descubre que encima de su osera han construido una gran fábrica y que el bosque había desaparecido. El oso cree que sueña, pero no, la fábrica está ahí y el capataz se dirige a él y le insta a trabajar como si de un obrero se tratara. El oso quiere sacarlo del error, pero ni el capataz, ni los jefes superiores quieren reconocerlo como un oso, sino que insisten en que es un” humano tonto sin afeitar y con un abrigo de piel”. El presidente de la fábrica lo lleva ante los osos de un zoo y de un circo que tampoco lo reconocen como un oso pues lo encuentran fuera de contexto: ni está en una jaula ni sabe hacer malabarismos. Con este problema de identidad entra a trabajar en la fábrica como un obrero más y solo cuando la fábrica se desmonta y el oso se queda en el bosque en medio del invierno, la llamada de la naturaleza le recordará quién es. Este cuento, ya clásico, de humor absurdo es una crítica al capitalismo que destruye la naturaleza y además niega a las personas su identidad para convertirlos en una pieza más de la maquinaria de producción. Biblioteca Pública Municipal de Carbajosa de la Sagrada (Salamanca)


Compartir